Síguenos en :

  
  

HCUCH destaca en países del Cono Sur por excelentes resultados en manejo de pacientes prematuros extremos

Según estimaciones de la Red Neonatal Neocosur en la que participan centros de salud de Perú, Paraguay, Brasil, Uruguay, Argentina y Chile; el Servicio de Neonatología del Hospital Clínico Universidad de Chile alcanza una cifra de sobrevida del 90%  por sobre la tasa esperada en estos pacientes de alto riesgo.

Se consideran prematuros a los niños o niñas que nacen antes de las 37 semanas de gestación. Los recién nacidos prematuros extremos son aquellos que  pesan menos de 1.500 gramos.  Este grupo de paciente concentra un porcentaje elevado de  morbimortalidad neonatal a nivel mundial, siendo los responsables del 75% de las muertes neonatales y del 50% de las secuelas neurológicas que padecen los niños en esta condición.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el mundo nacen alrededor de 13 millones de niños prematuros. En nuestro país la cifra alcanza alrededor de 3.700 prematuros al año, de los cuales el 1,1% son menores de 1.500 gramos y 0,8% tienen un peso inferior a los 1.500 gramos. La buena noticia es que tanto  la sobrevida de los prematuros menores de 1.500 gramos, como la mortalidad, se ha revertido en los 30 últimos años: en 1970 la mortalidad en este grupo era de 70%; en 2000 la sobrevida es de 70%. 

Esto se debería a la preocupación mundial por disminuir la morbimortalidad de este tipo de pacientes, lo que ha llevado a diversos centros de salud a establecer redes colaborativas. Una de ellas es la Red Neonatal Neocosur, la cual fue fundada por miembros del Hospital Clínico Universidad de Chile (HCUCH) en 1997 con la misión de mejorar el cuidado neonatal y sus resultados en la región. 

El 2017, al cumplir 20 años, Neocosur ya está conformado por 30 centros asistenciales de Perú, Paraguay, Brasil, Uruguay, Argentina y Chile y cuenta con un registro de 20 mil prematuros extremos. Según explica el Dr. Luis Hernán González, Jefe de Neonatología HCUCH, “nuestro objetivo inicial era sacar una fotografía de la evolución de este grupo de recién nacidos y hoy en día se ha avanzado a analizar el comportamiento comparativo de las instituciones que conforman esta red y tratar de apoyar a aquellos que no tienen buenos resultados; asimismo, analizar la evolución en el tiempo de cada unidad neonatal y poder realizar estudios que permitan mejorar la calidad de la atención para estos pacientes y sus familias”.

En este escenario, el Hospital Clínico Universidad de Chile destaca por sus excelentes resultados al presentar una sobrevida del 90% en niños prematuros extremos, por sobre la tasa esperada por Neocosur que es del 75%. Para el Dr. González, “esto se debe a  un trabajo en equipo consistente, orientado a mejorar nuestros resultados, básicamente enfocándonos en la atención de cuidados intensivos al niño prematuro, la vigilancia estrecha a problemas respiratorios,  el estricto manejo en el control de infecciones y al desarrollo de la tecnología. Del mismo modo, ha sido fundamental  el  manejo perinatal  en nuestro Hospital es de excelencia. El manejo antenatal es fundamental para obtener buenos resultados de sobrevida y disminución de morbilidad, por lo tanto, si hay niños que son prematuros han sido bien cuidados dentro de la guatita de la mamá. Contamos con una Unidad de Medicina Materno Fetal muy sólida, con la que trabajamos codo a codo, discutimos los casos y eso nos da mejores oportunidades para sacar adelante a un niño prematuro”.

El Jefe de la Unidad de Neonatología HCUCH enfatiza que los resultados de sobrevida y mortalidad no son suficientes para dar cuenta de la calidad de vida de los niños que egresan de las unidades neonatales y asegura, “hoy en día promovemos una sobrevida sin secuelas o con secuelas menores, lo que nos obliga a realizar el seguimiento de nuestros pacientes a largo plazo. Nuestro objetivo no es sólo que sobrevivan, sino que conserven todo su potencial de desarrollo para que lleguen a ser adultos productivos e independientes”.