logo corp hcuch
call center

Lleva al colegio colaciones saludables

Se inició el año escolar y con él la preocupación de los padres por cuidar la alimentación de sus hijos, tomando en cuenta que pasan gran parte del día en el colegio.

El nutricionista del Hospital Clínico Universidad de Chile (HCUCH), Alexander González, plantea que para que las colaciones escolares sean saludables, es recomendable que contengan alimentos que aporten la energía adecuada y los nutrientes necesarios para asegurar el crecimiento y desarrollo de los niños, en concordancia con el nivel de actividad física que realicen. “A su vez, deben estar exentos de nutrientes o sustancias que consumidas en exceso sean perjudiciales para la salud, como alimentos ricos en sodio, altos en grasas saturadas y/o ricos en azucares simples”, afirma el especialista.

Es recomendable que los niños consuman solo una colación durante la mañana y no en cada recreo. Lo más importante es que el desayuno sea equilibrado y suficiente. Según explica el nutricionista, “la colación solo es un complemento de la alimentación; no un reemplazo de la comida. En general las colaciones de los niños debieran tener un aporte entre 150 a 250 Kca,l dependiendo de la edad del escolar”.

¿Qué alimentos se consideran no saludables?

“Los alimentos no saludables se conocen como snack o comida chatarra, donde se encuentran todos aquellos que son ricos en azúcares, grasas, sal y colorantes, tales como, bebidas gaseosas, refrescos en polvos, caramelos, cereales azucarados, chocolates, galletas con cobertura de chocolate, galletas con relleno, papas fritas, suflitos, ramitas y otros productos que se venden en bolsitas”.

“También podemos definir como colación no saludable cualquier alimento cuya cantidad exceda en forma importante el requerimiento diario de calorías, favoreciendo de esta manera el desarrollo de sobrepeso y obesidad”.

 ¿Cuáles son las consecuencias de ingerir colaciones no saludables?

“Las consecuencias tienen que ver con la mayor probabilidad de aparición de enfermedades asociadas al alto consumo de estos alimentos, como la obesidad, sobrepeso, dislipidemia, hipertensión arterial, diabetes, insulino resistencia etc”.

 ¿Cuál sería la colación ideal?

“Una colación ideal es aquella que aporte la energía y los nutrientes suficientes según la edad del niño, por ejemplo, los más pequeños deben recibir una colación de 150 calorías en promedio y escolares y adolescentes de 200 a 250 calorías”.

“Además es importante que sea baja en sodio y grasas saturadas, que no contenga azúcares simples y que aporte hidratos de carbono complejos, con un alto contenido de fibra y con buen poder de saciedad. Todo esto para garantizar el correcto desarrollo y crecimiento de los escolares y así evitar la aparición de enfermedades asociadas a la mala alimentación”.

“De esta forma se recomienda consumir frutas, pan integral, verduras, huevo cocido, pavo o pollo a la plancha, cereales integrales sin azúcar, frutos secos sin sal, yogurt descremado, quesillo, leche descremada, galletas integrales”.