logo corp hcuch
HISTORIA


Durante el gobierno de Federico Errázuriz Zañartu la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile dirigida por el Decano, Dr. José Joaquín Aguirre, convocó a una asamblea extraordinaria debido a la alta tasa de mortalidad de la población. De esta instancia nació la decisión de construir dos nuevos hospitales en Santiago, el Hospital Salvador y el Hospital San Vicente de Paul.


La primera piedra del Hospital San Vicente de Paul fue colocada el 1 de septiembre de 1872 y sus arquitectos fueron Eugenio Chelli y Carlos Stegmeller. Este hospital, el más grande de Chile en la época, inició formalmente la atención de sus pacientes el 2 de noviembre de 1874.

Durante la Guerra del Pacífico, el Hospital San Vicente de Paul fue transformado en un hospital militar para cubrir las necesidades de auxilio médico del ejército en campaña. Entre 1886 y 1888 acogió a pacientes de la primera epidemia de cólera en Chile y durante la Revolución de 1891 recibió a más de 2.000 heridos procedentes de las batallas de Concón y Placilla.


Fachada del Hospital San Vicente de Paul, inagurado el 2 de noviembre de 1874.

Durante las dos décadas siguientes el Hospital San Vicente de Paul vivió una serie de modificaciones, donde finalmente se unieron cuatro edificios dando origen así a un gran hospital con capacidad para 1.200 camas. En 1952 se decide demoler el antiguo San Vicente de Paul para erigir el Hospital Clínico Universidad de Chile, el que entró en funcionamiento bajo el nombre de su más ferviente propulsor, el Dr. José Joaquín Aguirre. Este abnegado médico en el transcurso de su carrera fue director del Hospital San Vicente, Rector de la Universidad de Chile e impulsor del concepto de un Hospital Universitario.

En aquella época no existían los departamentos médicos, sino las cátedras de Medicina, Cirugía, Obstetricia, Neurología y Ginecología. Numerosos son los logros que se han realizado desde entonces. En las décadas de los 50 y 60 se crearon las Unidades de Cuidados Intensivos y Tratamientos Intensivos, el Centro de Medicina Nuclear, la Clínica Psiquiátrica, el Centro de Gastroenterología y la primera Central de Hemodiálisis.


La única construcción que queda en pie del antiguo Hospital San Vicente de Paul es su capilla, declarada Monumento Nacional en 1981. Su restauración comenzó en 2000 y concluyó en 2009.

En 1961 se realizaron por primera vez las intervenciones quirúrgicas de laparoscopía diagnóstica, cirugía de corazón extracorpórea y trasplante renal con éxito. A raíz de la reforma universitaria en 1968, se crearon los actuales departamentos en reemplazo de las antiguas cátedras. En 1970 el Hospital Clínico contó con el único endoscopio flexible del país, instrumento que permitió comenzar con el desarrollo del estudio del cáncer gástrico en Chile y con el tratamiento del reflujo gastroesofágico, realizándose en forma pionera en 1971 la primera operación a un paciente con reflujo.


Acceso principal al HCUCH. La atención a pacientes comenzó oficialmente el 17 de octubre de 1952.
En 1986, se introdujo en el país un densiotómetro de doble haz, empleado en las técnicas de densiometría ósea. Ese mismo año se formó la Unidad de Cirugía Plástica y Reparadora, la cual en 1988 comenzó a realizar las primeras cirugías de obesidad mórbida. En 1988 también se inició la implementación de la técnica de determinación de anfígeno prostático específico, técnica de enorme importancia en el estudio y seguimiento del cáncer a la próstata.

En 1991 se crearon las Unidades de Hematología Oncológica y Ginecoendocrinología del Climaterio, un Centro de Ecografía y el Centro de Litotripsia del Servicio de Urología. En 1992 se creó la Fundación del Hospital Clínico, al año siguiente comenzó a funcionar el Centro Nacional de Arritmias y en 1994 se realizó la primera colesictectomía laparoscópica en el Departamento de Cirugía.

A fines de 1994 concluyó un convenio que existía desde la década del 50 entre el Hospital y el Ministerio de Salud, en el cual este último pagaba por las prestaciones médicas realizadas a pacientes derivados de los servicios médicos estatales. El monto estatal financiaba de manera insuficiente al Hospital, aumentando su deuda año a año.


El término del convenio obligó al Hospital Clínico asumir el desafío de un cambio en su modelo de gestión financiera y entrar al mercado de la salud, lo que le ha permitido en la actualidad generar prácticamente el 90% de su presupuesto y realizar una serie de inversiones en tecnología de punta, planta física y recursos humanos, que lo ubican entre los mejores establecimientos de salud del país.

Se destaca la creación del Laboratorio de Medicina Molecular en 1997, el Laboratorio de Criopreservación en el año 2000 y el Laboratorio de Genotipificación en el Servicio de Inmunología en el 2001. Ese mismo año se realizó en el Hospital el primer trasplante de corazón con seguro catastrófico.

El año 2002, el año del cincuentenario del Hospital, se caracterizó por la concreción y puesta en marcha de grandes proyectos. En diciembre de 2002 se inauguró el Centro de Imagenología, uno de los más modernos del país. Asimismo la Unidad de Pacientes Críticos y el nuevo Casino comenzaron a funcionar en el 2003.

ubicacion_q

Nuestra ubicación