logo HCUCH
HCUCH

¿Qué sabemos de delirium?

El delirium es una condición caracterizada por una alteración aguda de la conciencia (específicamente de la atención) y presenta un curso fluctuante, en el que pueden aparecer además ideas delirantes y alucinaciones.

Se trata de una condición frecuente especialmente en personas mayores y pacientes en unidades críticas. Se asocia a múltiples complicaciones que incluyen mayor mortalidad, mayor estadía hospitalaria y peor funcionalidad al egreso en quienes lo desarrollan.

Un síntoma frecuente del delirium en adultos mayores es la hipoactividad (el paciente está callado, retraído, desatento y con poca respuesta al medio ambiente), por lo que con frecuencia no es diagnosticado. Otros pacientes se muestran agitados, muy hiperactivos, lo que dificulta su cuidado médico y resulta muy angustiante para la familia.

Entre los factores de riesgo para desarrollar delirium se encuentran la edad avanzada, presencia de demencia, desnutrición, discapacidad visual o auditiva y polifarmacia. Los gatillantes en tanto son las infecciones, deshidratación, uso de catéter urinario y uso de algunos fármacos.

El Dr. Felipe Salech, geriatra y director de la Clínica de Caídas de nuestro Hospital publicó recientemente su investigación titulada Epidemiology of delirium in hospitalized patients in Latin America: a systematic review en el Acta Psychiatrica Scandinavica (IF 7.734, https://doi.org/10.1111/acps.13468).

“Es un estudio que busca sistematizar la información sobre la ocurrencia de delirium en países latinoamericanos en diferentes escenarios clínicos, como sala general, UCI, servicios de urgencia y unidades de postoperatorio. Previo a este artículo esta información se encontraba desagregada en múltiples estudios, dificultando su acceso y análisis. Los resultados encontrados muestran que las tasas de ocurrencia de delirium (incidencia y prevalencia) son similares a las descritas en países desarrollados (cercana al 30% de los pacientes hospitalizados en sala general y llegando hasta un 80% de pacientes en unidades de Cuidados Intensivos). Esto contrasta con otro resultado reportado en este mismo estudio, que es la baja implementación de programas de prevención de delirium en la región, evidenciando que nuestra región está en deuda en relación al manejo del delirium en pacientes hospitalizados”, señala el doctor Salech. Este estudio es parte del trabajo de un grupo de investigadores que componen el Grupo Latinoamericano de la Sociedad Americana de Delirium (LADIG), que incluye a los Dres. Eduardo Tobar (HCUCH), Felipe Salech (U. de Chile), Pedro Maldonado (Stanford University) y Roberta Castro (Universidad de Rio de Janeiro).

Principales alcances del estudio

Como indica el Dr. Salech, es fundamental hoy contar con información epidemiológica para la correcta toma de decisiones y la data actualmente existente sobre delirium consideraba preferentemente estudios en países angloparlantes de Norteamérica y Europa. Este estudio busca visibilizar la información proveniente de estudios de América latina, facilitando su acceso e interpretación para la toma de decisiones en el mundo latinoamericano.

Tratamiento

Actualmente no existe un tratamiento farmacológico para el delirium; sin embargo, múltiples estudios clínicos han demostrado que las medidas de prevención no farmacológicas de delirium son muy eficientes en evitar su desarrollo, por lo que el foco de nuestro enfrentamiento debe ser preventivo. Evitar el reposo prolongado, proporcionar la adecuada estimulación cognitiva y el uso de dispositivos de apoyo sensorial (como lentes y audífonos) son medidas simples que han demostrado prevenir el desarrollo de delirium; sin embargo, estas se encuentran pobremente implementadas en nuestro medio. “Esperamos que este estudio ayude a visibilizar al delirium como una condición frecuente y subtratada en nuestra región, y facilite la implementación de medidas orientadas a su prevención y manejo” afirma el Dr. Salech.