logo HCUCH

Sobre el VIH/SIDA

La Dra. Carla Bastías, inmunóloga del Hospital Clínico Universidad de Chile y Jefa del Laboratorio de Inmunología, aclara algunas dudas sobre el VIH/SIDA.

¿Qué es el VIH y qué es el SIDA?
El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) es una infección viral que ocurre porque un retro virus infecta a las células del sistema inmunológico linfocitos CD4, los cuales son los principales afectados. El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) es la manifestación clínica de dicha inmunodeficiencia. Es decir, la infección por VIH es tener el virus de VIH en la sangre y el sida es cuando aparecen las manifestaciones de la enfermedad, bajan las defensas y se presentan patologías como neumonía, tuberculosis y algunas enfermedades infecciosas y algunos tipos de cáncer.

¿Cómo se trasmite el VIH?
Se  transmite mediante transmisión sexual principalmente (más del 95% en Chile), por hemoderivados como transfusiones sanguíneas (que en Chile no ocurren hace muchos años porque el estudio de la sangre para donación es muy exhaustivo), también se transmite vía madre e hijo en forma vertical durante el embarazo, en el parto o por la lactancia materna y finalmente, se puede transmitir por el uso de drogas endovenosas. No se transmite por besos o por saliva ni por contacto directo piel con piel.

¿Cuánto se tarda en aparecer la enfermedad desde el contagio?
Con los test de 4ta generación se puede detectar el virus entre dos a cuatro semanas desde que la persona se infectó. Existen otros test como la PCR cualitativa y las cargas virales que pudieran detectar precozmente la presencia del VIH en la sangre.

Hay algunos casos donde el  virus se ha demorado más en expresarse en la sangre, pero no va más allá de las seis semanas de la primoinfección.

¿Cuáles son los primeros síntomas?
Cuando una persona se infecta de VIH aparece el síndrome viral agudo, que es caracterizado por fiebre, adenopatía y exantema (manchas en la piel muy tenues que duran de 2 a 3 semanas); el pick de inicio de los síntomas es alrededor de la tercera o cuarta semana después de la infección y se asemeja a una infección viral, pero más severa, con síntomas marcados, que dura entre 2 a 3 semanas.

Cuando el sistema inmunológico logra controlar dicha infección aguda, el virus queda latente en las células, los síntomas desaparecen, la persona se puede recuperar absolutamente y pensar que sólo fue un resfrío, pero años después (entre 2 a 8 años) comienzan a aparecer recién los síntomas de inmunodeficiencia, infecciones y neoplasias.

¿Cómo se puede prevenir?
Tener una actividad sexual protegida, es decir, usar preservativo, ya sea femenino o masculino y preferir tener pareja única con serología conocida. 

Para prevenir la transmisión de la madre al hijo durante el embarazo o el parto se les realiza a todas las embarazadas el test de VIH en el primer control del embarazo y con eso se asegura una primera serología. Si hay alguna condición de riesgo, como por ejemplo, mujeres en situación de calle, abuso sexual o  violencia intrafamiliar  se podría repetir el examen en el segundo trimestre del embarazo.  

Si el resultado es positivo, se empieza inmediatamente con la terapia antirretroviral y con ello, se previene la transmisión de la madre al hijo. Además, se suspende la lactancia y se establece un protocolo de medicamentos que está bien especificado al momento del parto.

Para prevenir el contagio por drogas endovenosas se recomienda no compartir jeringas y utilizarlas nuevas.

Finalmente, otra forma de prevenir el VIH en sujetos que sean de riesgo, es el consumo de medicamentos, Profilaxis preexposición (PrEP) y Profilaxis posexposición (PEP).  La PrEP utiliza un fármaco con dos medicamentos que se usan para el tratamiento del VIH y se toma en forma previa a una conducta sexual de riesgo y la PEP se consume una vez expuesto a la situación de riesgo, como por ejemplo, violencia o abuso sexual.

¿Se puede vivir con VIH?
Se puede vivir con la infección por VIH porque cuando el paciente está en tratamiento crónico, el virus queda en forma latente, no causa inmunodeficiencia y, por lo tanto, se puede considerar una enfermedad crónica. Sin embargo, si el paciente tiene SIDA, es decir, tiene síntomas de la inmunodeficiencia y no está en tratamiento, el porcentaje de mortalidad es alto. Por eso es importante pesquisar a las personas infectadas en etapas precoces de la infección, es decir cuando todavía el virus no ha causado inmunodeficiencia porque una vez empezando el tratamiento se previene el progreso de la enfermedad y con eso el riesgo de mortalidad.

Si padezco VIH ¿Qué cuidados debo tener en mi vida diaria?
Se recomienda tener una vida normal, con la única consideración que se debe ir a consulta cada 4 ó 6 meses, dependiendo de los controles indicados por el médico tratante. El paciente debe tomarse los medicamentos todos los días, según lo indicado por su médico. 

Otros cuidados básicos son los que se recomiendan a todo paciente con enfermedad crónica: tener una vida saludable, hacer deporte y no fumar. Los pacientes con VIH estén o no en tratamiento, tienen mayor riesgo cardiovascular y se debe evitar otros factores de riesgo, como el tabaquismo, la dislipidemia o la diabetes.